martes, 26 de marzo de 2013

Qué es el aprendizaje visual


  

El Aprendizaje Visual se define como un método de enseñanza que utiliza un conjunto de organizadores gráficos tanto para representar información como para trabajar con ideas y conceptos, que al utilizarlos ayudan a la persona que aprende a pensar y a aprender más efectivamente. Se busca que la persona que aprende, mediante la representación gráfica de información e ideas, aclare sus pensamientos, refuerce su comprensión, integre nuevo conocimiento (organizando, procesando y priorizando información nueva o ya conocida) e identifique conceptos erróneos.     
  

Las diferentes técnicas de Aprendizaje Visual ayudan a quien aprende a:

·       Clarificar el Pensamiento. Los estudiantes pueden ver cómo se conectan las ideas y se dan cuenta de cómo se puede organizar o agrupar la información. Con el Aprendizaje Visual, los nuevos conceptos son más profunda y fácilmente comprendidos.

·       Reforzar la Comprensión. Los estudiantes reproducen en sus propias palabras lo que han aprendido. Esto les ayuda a absorber e interiorizar nueva información, dándoles posesión sobre sus propias ideas.

·       Integrar Nuevo Conocimiento. Los diagramas actualizados durante todo un tema incitan a los estudiantes a construir sobre su conocimiento previo y a integrar la nueva información. Mediante la revisión de diagramas creados con anterioridad, los estudiantes pueden apreciar cómo los hechos y las ideas se ajustan al mismo tiempo.

·       Identificar Conceptos Erróneos. Al tiempo que un mapa conceptual muestra lo que los estudiantes saben, los enlaces mal dirigidos o conexiones erradas dejan al descubierto lo que ellos no han comprendido aún. 


¿Por qué usar Organizadores Gráficos?

            Las herramientas visuales proporcionan una dirección de pensamiento que lleva a un importante logro en los estudiantes, esto significa convertirse en personas autónomas que son capaces de dirigir su propio aprendizaje.  Costa y Kallick remarcan los beneficios que aportan a los hábitos intelectuales:

·         Autogestión: Requiere el “conocimiento constante de los propios comportamientos y recursos”.

·         Autoanálisis: “Implica la reflexión respecto de los propios patrones de uso, las planificaciones, las decisiones y las acciones de pensamiento (metacognición pura).”

·         Autoevaluación: “Uno mismo modifica, revisa estrategias y se esfuerza continuamente en maximizar la propia eficacia basada en formas múltiples de regeneración.”
(Costa y Kallick, 1998).


Las herramientas visuales permiten alcanzar habilidades de pensamiento de alto nivel.
Una habilidad metacognitiva, como hacer preguntas por ejemplo, puede ayudar con más eficacia a organizar el pensamiento.

Niveles de preguntas:

Primer nivel: Información sobre un hecho (contando, definiendo, describiendo, enumerando, nombrando). Señales verbales: qué, cuándo, dónde.

Segundo nivel: Procesamiento de la información (comparando, contrastando, clasificando, distinguiendo o explicando). Señales verbales: cómo y porqué.

Tercer nivel: Ver las relaciones y los modelos (evaluando, previendo, infiriendo, prediciendo o ideando).

En la medida en que los estudiantes entiendan estos tipos de preguntas, serán capaces de modificar su propio aprendizaje y solucionar los problemas de construcción de conocimientos, puesto que cada nivel requiere diversos tipos de pensamiento. En este aspecto las herramientas visuales ayudan a los estudiantes a entender y a aplicar cada uno de estos tres niveles de preguntas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada